Formación - Actualidad - Hermandad Sacramental de Sentencia y Maravillas Granada

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Cirio de fe, esperanza y caridad para nuestra candelería. Octubre 2021

Hermandad Sacramental de Sentencia y Maravillas Granada
Publicado por en Formación ·
Santa María del Pilar y del Rosario - Maestra de vida - Domund: contar lo visto y oído.


Fotografía: Mery Morales
 
Queridos hermanos y amigos, cristianos cofrades.

La fiesta de la Virgen del Pilar, que se celebra el doce de octubre, supone una buena ocasión para meditar en algunos aspectos de la vida de María que pueden ayudarnos para nuestra vida cristiana. También el mes de octubre es el mes dedicado en toda la Iglesia al rezo del Rosario, debido a la festividad de Nuestra Señora del Rosario el día siete de este mes. De María, la madre de Jesús y madre nuestra, podemos resaltar muchas actitudes, porque Ella es maestra de vida para todos nosotros. Basten algunas pinceladas que, en estas breves líneas, puedan ayudarnos a acercarnos más a la Virgen María, que es Maestra de Vida.

1. La disponibilidad al plan de Dios. Aquella muchacha de Nazaret recibe el encargo de ser madre de Dios a través del arcángel Gabriel. Su respuesta es única y decisiva: Hágase en mí según tu palabra.

2. La confianza en Dios. María es aquella que a pesar de no entender; a pesar de los dolores y sufrimientos, es capaz de confiar en Dios nuestro Padre. Ella conservaba todo en su corazón y a la vez confiaba al Señor todo lo que sentía y vivía.

3. La perseverancia en medio de las pruebas. Ella estaba de pie junto a la cruz de su hijo muerto. María permanece fiel y persevera cuando hay dificultades y problemas, porque nos recuerda que el Señor sabe más que nosotros y que el dolor puede ser fecundo cuando se vive en clave de fe.

4. María también es la mujer orante. Ella escucha la palabra de Dios y la cumple. Se pone en manos de Dios y dialoga con Él como con un amigo, para que su vida sea una continua alabanza de Dios.

5. Con Ella nuestras situaciones difíciles son más llevaderas. En aquellas bodas de Caná faltó el vino. María actuando de intercesora transforma esa situación de mal augurio en una ocasión para la fiesta y el júbilo.

Al celebrar en este mes de octubre esas dos fiestas en torno a María, aprovechemos para pedir su intercesión. Que Ella nos conceda obtener de Jesús las gracias que necesitamos para ser cada día mejores personas y mejores cristianos. Como dice una bonita canción: Cantemos al Señor un canto nuevo, un canto a la mujer. Porque Ella es el pilar de nuestra historia, la roca de la fe.

Recibid un fraterno abrazo y el deseo de un mes cogidos de la mano de nuestra Madre y Señora del Rosario Coronada, acompañando a Jesús en sus misterios Dolorosos y Luminosos, Gozosos y Gloriosos, que son también los misterios de la procesión de nuestra vida cotidiana.

P.D: El domingo 24 de octubre celebraremos el DOMUND, el Domingo Mundial de las Misiones, la Jornada universal que se celebra cada año para que mantengamos viva la conciencia de que la Iglesia es misionera por naturaleza y sobre todo para apoyar a los misioneros. Con la conciencia de ser discípulos misioneros de nuestro Señor Jesucristo, en familia renovemos la decisión de ser evangelizadores, intensificando nuestra respuesta de fe y anunciando a todos que Cristo ha redimido todos los pecados y males de la humanidad. Amparados por la intercesión de la Santísima Virgen María Estrella de la Evangelización y del Glorioso Patriarca San José que custodia nuestra vida, vocación misión, pidamos al Señor la gracia de ser auténticos misioneros, para hacer crecer el Reino de Dios por todas partes, cumpliendo el mandato del Señor. Parafraseando el lema del Domund, de este año, “CONTEMOS LO QUE HEMOS VISTO Y OÍDO”.

José Gabriel Martín Rodríguez. Consiliario de la Hermandad.



Cirio de Fe, Esperanza y Caridad para nuestra candelería: “El abrazo”. (Septiembre 2021)

Hermandad Sacramental de Sentencia y Maravillas Granada
Publicado por en Formación ·


Queridos hermanos y amigos, cristianos cofrades.

El mes de septiembre nos invita a retomar la senda de lo cotidiano después de un tiempo estival marcado por una situación insólita. La pandemia del coronavirus que sigue azotando con fuerza nuestro mundo nos impide realizar una vida normal y expresar entre nosotros el afecto, algo tan humano, tan necesario y tan reconfortante. Precisamente de esto tratan las líneas en este cirio que lleva un título bien sencillo: el abrazo. En la Escritura se nos dice que Dios es amor. La esencia del corazón de Cristo es el amor. Tanto amó Dios al mundo, que envía a su único hijo para que todos podamos creer en Él y así disfrutar de la vida eterna. La cruz es la manifestación más auténtica y perfecta del amor de Dios. ¿Acaso no está Jesús en la cruz con los brazos abiertos dispuesto a darnos un abrazo eterno? Precisamente el gesto de los brazos abiertos es la primera condición para que sea posible un abrazo. ¿Cómo abrazar al otro con los brazos cruzados? ¿Cómo estar en disposición de acogida si el corazón está cerrado a todo lo que el otro pueda ofrecernos?

El Corazón de Cristo está abierto de par en par para acoger los desvelos y los sufrimientos de la humanidad y consolar nuestro corazón desanimado en tantas ocasiones. Dios es amor y Dios es abrazo eterno. Así, la muerte, tan presente en nuestro mundo por esta pandemia que vivimos, es para los creyentes un abrazo eterno. Es el abrazo que Dios nuestro Padre nos regala al terminar el transcurso de nuestra vida terrena. Es el abrazo de quien es Padre; de quien es amigo; de quien es fiel y cumple su promesa. Nuestra vida se convierte en un continuo peregrinaje hacia el encuentro pleno y definitivo con Dios, un encuentro que se va anticipando y preparando a través de los sacramentos que nos dan la vida. ¡Bonita e inolvidable estampa la del abrazo de ese Padre al hijo pródigo! Dios nos espera siempre, porque Él, que tiene entrañas paternas y maternas, nunca se cansa de esperar. Que lleguen pronto los abrazos para recordarnos que formamos parte de una comunidad y que no estamos solos. Mientras tanto, contamos con el abrazo de Dios, que es eterno.

Miramos a nuestros Sagrados Titulares en sus bellas y variadas invocaciones y advocaciones, y les damos nuestro devoto abrazo y les pedimos los ansiados y fraternos abrazos ¡al cielo con ellos! ¡Todos de frente valientes!

Recibid un fraterno abrazo y el deseo de un mes y un curso pastoral y cofrade, saludable, santo, fecundo, y sin temor alguno.

P.D: Entre hermanos, los de sangre y los de medalla, cada día de Semana Santa, se produce un abrazo que no es igual a cualquier otro. Los costaleros, los capataces, nazarenos, mantillas, aguaores, equipo de priostía... La Hermandad, la Cofradía. Es con todas las letras, mayúsculas además, el momento de conciliarse con el otro. Aunque se le haya visto hace escasos cinco minutos, aunque se vaya a volver a ver al día siguiente. El abrazo es el de un hermano al que se quiere, con el que se sonríe y con el que se llora. Es el abrazo de un Día Santo, que no es poco para quien lo recibe. Es el abrazo de un Día añorado, que pronto, pronto nos podremos volver a dar.

José Gabriel Martín Rodríguez, Consiliario de la Hermandad.



Cirio de Fe, Esperanza y Caridad para nuestra candelería. Nuestra Señora de agosto, también nuestra Madre y Maestra. (Agosto 2021)

Hermandad Sacramental de Sentencia y Maravillas Granada
Publicado por en Formación ·
 

Fotografía de La Locura Cofrade

Queridos hermanos y amigos, cristianos cofrades.

 
Agosto, y para muchos, lleva siempre y desde siglos el sello de lo mariano. Decir agosto es tanto como evocar el mes de la Virgen; la “Virgen de agosto”, solemos decir o exclamar. Agosto, y cómo no cantar y pregonarla a Ella. Agosto, y cómo no cantar y proclamar con Ella las Maravillas de Dios. Agosto, y cómo no gritar a los cuatro vientos como Ella, los designios, prodigios y portentos divinos.

 
Volver la mirada y el corazón a la Virgen siempre es bendición y siempre es necesario. Saludable para todos. Hoy, lo hacemos contemplando su doble condición de ser Madre y Maestra, nuestra Madre y nuestra Maestra.

 
La Virgen es Madre. Sobre todo y por encima de todo. Madre de Jesús y Madre de la Iglesia, Cuerpo místico del Señor. Es Madre con entrañas de ternura y misericordia...; Madre que vela y acompaña en todas las horas de la vida, incluida la hora de la pandemia... Madre que siempre escucha, siempre acompaña y siempre alienta en el camino... Es Madre y consuelo al mismo tiempo...; Madre para reírle y también para llorarle, para buscar luz y sentido, hoy y siempre.

 
La Virgen es Maestra. Llena de sabiduría y gracia. De ella aprendemos el arte de vivir y avanzar por los caminos de la santidad. Ella es ejemplo y modelo de todas las bondades y virtudes. Modelo en el arte de trabajar o de orar...; modelo en la pobreza que salva y en la humildad que recrea el corazón en Dios...; modelo en el servir y cuidar a otros, como en las bodas de Caná de Galilea,...; modelo para escuchar y guardar el fuego de la Palabra en lo más hondo del corazón... María es Maestra. Con ella y a su estilo iremos siempre seguros mientras cruzamos el desierto de nuestra existencia.

 
Miramos a nuestra Madre y Señora en sus bellas y variadas advocaciones, y le pedimos que vivamos como Ella. Madre y Maestra, Madre y Señora nuestra de Agosto, Madre y Señora nuestra de la Asunción, ¡a esta es! ¡Al cielo con Ella! ¡A esta es! ¡Al cielo Contigo!

 
Recibid un fraterno abrazo y el deseo de un día saludable, pacífico y pleno.
 

José Gabriel Martín Rodríguez, Consiliario de la Hermandad.



Cirio de Fe, Esperanza y Caridad para nuestra candelería estival y vacacional (Agosto 2021)

Hermandad Sacramental de Sentencia y Maravillas Granada
Publicado por en Formación ·

Fotografía: Álex Cámara, Ahora Granada
 

Queridos hermanos y amigos, cristianos cofrades.

 
No pensaba escribir este mes, pero oigo una especie de grito angustiado por todas las esquinas de la tierra y la sociedad, mañana y tarde: no somos responsables..., no somos responsables..., no somos responsables... Un grito que escucho en cualquier tertulia, en todos los medios de comunicación y en los ámbitos sociales más diversos de nuestra vida. Un grito que es toda una denuncia a nuestro estilo de vida en medio de la pandemia. Un grito de alarma.

 
Leo, por otra parte, tres cartas pastorales de otros tantos obispos españoles que reflexionan sobre la pandemia y la responsabilidad. Los tres prelados insisten, con toda la fuerza de sus argumentos y su autoridad, en la responsabilidad ante la marcha de las cosas, en la urgencia de ser todos mucho más responsables.

 
Bueno será, en esta hora de vacaciones y más salidas para el turismo o el simple descanso, insistir en lo que es evidente y reclama el sentido común.
 
Es evidente que la pandemia sigue entre nosotros. El virus, lo queramos reconocer o no, no se ha ido a otros lares o confines de la tierra. Conviene saberlo para que no nos sorprenda ni nos pille desprevenidos. Significa vivir de acuerdo con esa realidad.

 
Es evidente que necesitamos un río inagotable de prudencia y responsabilidad. El triunfo sobre la pandemia será de todos o no será. Nadie puede pensar que va solo por el camino o que no le interesan los caminos de los demás. Vamos juntos. Es la hora de pensar y actuar como pueblo y sociedad, como familia; la hora de hacer nuestras las palabras del papa Francisco: “...que demos un salto hacia una forma nueva de vida y descubramos definitivamente que nos necesitamos y nos debemos los unos a los otros, para que la humanidad renazca... Nadie se salva solo. Estamos en deuda unos con otros. Todos hermanos” (Fratelli tutti, 35).
 
Miramos a nuestros Sagrados Titulares en sus bellas y variadas invocaciones y advocaciones, y les pedimos que vivamos derrochando prudencia y mucha responsabilidad. Con prudencia y responsabilidad, ¡más paso quiero!, con prudencia y responsabilidad, ¡todos de frente alientes!

 
Recibid un fraterno abrazo y el deseo de un mes saludable, pacífico y reparador.
 

 
José Gabriel Martín Rodríguez, Consiliario de la Hermandad.



Parroquia de San Pedro y San Pablo
Carrera del Darro 4, 18010. Granada
hermandad.maravillas@gmail.com
Difusión WhatsApp
662 66 22 23
Regreso al contenido | Regreso al menu principal