La Advocación de las Maravillas de María, - Hermandad Sacramental de Sentencia y Maravillas Granada

Vaya al Contenido

Menu Principal:

La Advocación de las Maravillas de María,

Hermandad
una devoción con cuatro siglos de historia.

El día 10 de Septiembre celebramos la festividad de nuestra venerada titular, María Stma. de las Maravillas. Septiembre es un mes especialmente mariano con numerosas festividades de la Virgen María principalmente entorno a la Natividad de Ntra. Señora (día 8) y los Dolores Gloriosos (día 15), siendo el referido día 10 en el que por tradición celebramos la fiesta de nuestra titular mariana. La bella advocación de nuestra Madre nos remite al relato de la Visitación a Santa Isabel, en el que María entona el cántico del Magníficat (Lucas, 1:46-55), … por eso desde ahora todas las generaciones me llamarán bienaventurada, porque ha hecho en mi favor maravillas el Poderoso. En numerosas ocasiones los salmos ensalzan las maravillas que el Señor ha realizado por su pueblo: “Cantad al Señor un cántico nuevo, porque ha hecho maravillas” (Salmo 98) proclama la Iglesia en solemnidades tan importantes como la Inmaculada Concepción o la Natividad del Señor. Por su parte el Magníficat se incluye en la Liturgia de las Horas, rezándose diáriamente en la oración de Vísperas. 

Si bien la de las Maravillas de María no es una devoción tan generalizada como lo son otros nombres con los que el pueblo cristiano ha aclamado a la bienaventurada Virgen María a lo largo de los siglos, podemos encontrar hasta una treintena de imágenes repartidas por la geografía española e iberoamericana bajo esta advocación. En años pasados, a través de Darro Cofrade se dedicó una interesante serie monográfica a conocer algunas de estas imágenes que comparten advocación con nuestra titular. Recopilamos ahora de forma breve algunos datos de estos artículos a los que añadimos referencias a algunas otras imágenes, recomendando a quien tenga la posibilidad su consulta para ampliar la información.

La Congregación de Nuestra Señora Santa María la Real de las Maravillas de Madrid.  En el año 1613 doña Juana de Barahona fundó un Beaterio Carmelita que hacia 1624 se constituye en Comunidad fundando el Convento de Carmelitas Calzadas Recoletas de San Antonio Abad, conocidas estas monjas con el sobrenombre "de las maravillas” tras la aparición en su huerto de una imagen del Niño Dios entre unas calendulas, conocidas tambien con el nombre de "flor maravilla". En el año 1627 adquiere una antigua imagen de la Virgen donada por doña Ana de Carpio, esposa del escultor Francisco de Albornoz, y el Monasterio pasa a llamarse de Nuestra Señora de las Maravillas bajo el patronazgo de Felipe IV a cuyas expensas se construye el suntuoso edificio de nueva planta. La imagen adquiere gran devoción entre el pueblo madrileño,  similar a las de Atocha y la Almudena, llegando a dar nombre al barrio en el que se situaba y a una puerta de la muralla de la ciudad. Durante la Guerra de Independencia el barrio fue escenario de los sucesos del dos de mayo, siendo usado el Convento como hospital. En 1869, con el sexenio revolucionario, las Carmelitas fueron expulsadas,  el Convento derribado y la iglesia desacralizada. En sus terrenos se situó la Plaza del Dos de Mayo. Pese a que las religiosas se llevaron consigo la imagen de la Virgen la devoción permaneció en el barrio, hoy llamado de Malasaña, a través de la nueva Parroquia del mismo nombre para la que se realizó una copia de la imagen, Coronada Canónicamente en el año 1991. Tras su expulsión las religiosas sufrieron un largo peregrinar hasta que a principios del siglo XX construyeron su nuevo convento en la calle Príncipe de Vergara, en el barrio de Salamanca, al que se llamó de las "Maravillas Nuevas". Durante la Guerra Civil tanto la Parroquia de Malasaña como el Convento sufrieron graves daños desapareciendo ambas imágenes de la Virgen de las Maravillas, sustituidas por otras de nueva factura. 

Virgen de las Maravillas de San Juan de la Palma (Sevilla).  En 1654 se fundó la Hermandad de Ntra. Sra. de las Maravillas en la Iglesia de San Blas, trasladada en 1673 a la iglesia de San Juan de la Palma. Posteriormente pasa a Triana, si bien fue reorganizada en 1724, por un grupo de devotos en su anterior sede de San Juan de la Palma. La imagen de Nuestra Señora de las Maravillas era un grupo escultórico de la Virgen sedente con un niño Jesús en sus brazos, y un San Juanito en su regazo que presenta frutas al Niño, obra del imaginero Benito Hita del Castillo fechada en 1738. En torno a 1838 la hermandad sufre una época de decadencia, extinguiéndose poco después. La imagen de la Virgen pasa entonces a recibir cultos por parte de la Hermandad Sacramental de San Juan de la Palma primero y posteriormente por la de la Amargura por fusión de ambas corporaciones. Ya en el siglo XX participa en la procesión del Corpus de 1926 y en la Exposición Mariana de 1929. Lamentablemente la imagen desaparecerá en el año 1936 durante el asalto a la iglesia de San Juan de la Palma. En la actualidad dos son las corporaciones que en esa ciudad dan culto a la advocación. Por un lado se funda en la década de los 80 la hermandad del Carmen Doloroso que incorpora las Maravillas de María como titular gloriosa con el fin de recuperar esta devoción perdida, habiéndose bendecido en el año 2014 una imagen que recupera la iconografía de la desaparecida talla de Hita del Castillo. Más recientemente se ha constituido una asociación de fieles para dar culto a una imagen de carácter penitencial, la segunda dolorosa con este nombre después de nuestra titular que existe en Andalucía, bendecida en 2015 para el barrio de San Diego.

La Virgen de las Maravillas patrona de Cehegín (Murcia). En 1721 el Padre Guardián del Convento Franciscano de San Esteban determina adquirir para su convento una imagen “de la Virgen con el Niño en sus brazos fabricada en los talleres napolitanos de escultura” obra del escultor Nicolás Fumo. El mismo religioso opinaba que el título de la Virgen debería ser el de “Maravillas”, aunque no estuviera acuñado en el santoral como nombre propio de la Virgen. Sin embargo se sugirieron otros nombres, optándose por elegirlo por “insaculación” depositando papeletas con nombres en un saquillo y extrayendo una; repetido varias veces, siempre aparecía según la leyenda el nombre de “Maravillas”. La Virgen llegó en 1725 al puerto de Cartagena desde Italia, siendo admirada en aquellas poblaciones por las que pasaba en su camino hacia Cehegín, a donde llegó el 25 de julio de 1725 siendo trasladada al día siguiente al convento de San Esteban,  donde se venera desde entonces.  La devoción y fama de milagrosa que pronto adquirió hizo que fuera proclamada copatrona  junto a San Zenón, lo que hizo que se aprovecharan los días de fiesta en honor al santo para que también lo fueran en honor de la Virgen. De esta forma quedaron instaurados el día 9 de septiembre el de Zenón, y el 10 el de la Virgen y así el nombre con el que se invocó a esta imagen de "Maravillas" se celebra desde entonces en esa fecha. La devoción fue en aumento, siendo coronada canónicamente en el día de su festividad de 1925 al cumplirse dos siglos de su llegada a la localidad y proclamada patrona de Cehegín en 1927.
 
En la provincia de Málaga: Bobadilla y Maro. Más cerca de nuestra ciudad, en la vecina  provincia de  Málaga, encontramos dos localidades que tienen por patrona a imágenes gloriosas con esta advocación: de un lado en Bobadilla (Antequera) en donde se celebran fiestas en su honor el día 15 de agosto, la imagen fue coronada canónicamente en el año 1989 siendo la titular de la Parroquia de esta localidad. También en el mes de agosto se dedican fiestas en la localidad costera de Maro a su patrona la Virgen de las Maravillas a la cual veneran en su ermita situada en el centro de esta población. Son quizás los lugares reseñados donde mayor predicamento ha alcanzado la advoción de las Maravillas de María, no obstante encontramos muchas otras localidades en las que se le rinde culto, como en Cuevas del Almanzora y Vélez Rubio (Almería), Beas de Segura (Jaén), Huesca, Zaragoza, Palma de Mallorca, Tenerife, Medina del Campo (Valladolid), Mataró (Barcelona), La Coruña, Ourense, Lugo, Albacete, Murcia, Pamplona. No queda aquí la cosa ya que fuera de nuestro país también la encontramos en Ciudad de México, Dumaguete (Filipinas) o en Bahía (Brasil), a donde llegó en el siglo XVI, siendo venerada hasta la actualidad en la Catedral de San Salvador. 

En la provincia de Granada, aparte de en nuestra corporación, también se le da culto con esta advocación a una imagen de moderna factura en la localidad costera de La Herradura que da nombre al barrio donde se encuentra situada su ermita. Se celebran fiestas en su honor en el mes de septiembre. En cuanto a la elección del nombre de nuestra Titular Mariana, tiene algunas similitudes con el caso de la Patrona de Cehegín, puesto que de entre las varias opciones que se propusieron para su advocación resultó del agrado de los hermanos fundadores la de D. Antonio González Ortiz, que al contemplar aquella recogida imagen de la Dolorosa de San Pedro en su capilla exclamó: "¡es una verdadera maravilla! Esta elección resultó a la postre de gran importancia, ya que con ello traían a nuestra ciudad una devoción extendida durante  más de cuatro siglos a lo largo y ancho de nuestro país y más allá de sus fronteras.

Referencias:
"Nuestra Señora de las Maravillas", Arte en Madrid, Mercedes Gómez. (VER)
"Breve Historia de la Virgen de las Maravillas", Hermandad de la Virgen de las Maravillas de Cehegín (Murcia). (VER)
Darro Cofrade 2008, "Virgen de las Maravillas en España: El Convento de las Maravillas de Madrid", Manuel Lasala Martos.
Darro Cofrade 2009, "La Virgen de las Maravillas patrona de Cehegín (Murcia)", id.
Darro Cofrade 2010, "La Virgen de las Maravillas de San Juan de la Palma (Sevilla)" id.

Redacción. Sentencia y Maravillas
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal