Crónica y fotografías de la Salida Extraordinaria de María Stma. de las Maravillas - Actualidad - Hermandad Sacramental de Sentencia y Maravillas Granada

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Crónica y fotografías de la Salida Extraordinaria de María Stma. de las Maravillas

Hermandad Sacramental de Sentencia y Maravillas Granada
Publicado por en 75 Aniversario ·


El 18 de mayo era una de las fechas señaladas en rojo en el calendario de celebraciones del 75 Aniversario de la Hermandad y que, pasada ya la celebración, quedará escrita con letras de oro en la Historia de la Hermandad. Era el día escogido para la procesión extraordinaria con la venerada imagen de nuestra titular mariana. En sábado, día dedicado a la Stma. Virgen, en pleno tiempo pascual en el que vivimos la alegría de la Resurrección; esta fue la fecha escogida para este solemne, glorioso y extraordinario acto. La actividad fue frenética en las vísperas, una auténtica cuaresma en mayo, pues tan solo habían pasado 36 días desde la Estación de Penitencia del Domingo de Ramos cuando el paso de palio volvía a hacerse a las calles de la ciudad presentando sutiles novedades y estrenos, de los que ya se dio cuenta en pasados días (VER), respecto de la disposición clásica del mismo; así el exorno floral en esta ocasión fue íntegramente de rosas en color champán dispuestas en fanales en sustitución de las habituales piñas cónicas de clavel rosa. Sobre la cera de la candelería los escudos de nuestro 75 aniversario y de las otras hermandades que en este año lo celebran; Aurora, Oración en el Huerto y Escolapios, y en las “marías” las pinturas al óleo de los santos y santas relacionadas con nuestra Hermandad realizados por el cofrade granadino Rafael López Moya como ya se informó (VER).



Amaneció un día radiante y la Carrera del Darro y otros puntos del recorrido aparecían revestidos de fiesta para celebrarlo. Así la Parroquia de San Pedro mostraba su torre engalanada con colgaduras azules y a ambos lados de la Puerta principal dos grandes bouquets de flores sobre las pilastras de la portada principal esperaban la salida de la Stma. Virgen. De las farolas de la Carrera pendían gallardetes con los escudos de la Cofradía, del 75 Aniversario y del Ave María. Numerosos balcones lucían colgaduras con estos mismos emblemas mientras que a la altura de la cuesta de Sta. Inés otra la proclamaba “Virgen del Darro”; el sencillo título de la marcha conmemorativa de esta efeméride servía de alabanza a tres siglos de devoción a la Madre de Dios a orillas del río de Granada. Las labores de decoración habían terminado al amanecer tras una larga noche de trabajo por parte del Grupo Joven de la Hermandad con la colaboración de numerosos jóvenes de otras hermandades; impagable su entrega durante estos días y durante los diez meses de trabajos previos en el taller de pintura creado para tal fin.  


 
A las seis y media de la tarde se abrieron las puertas de San Pedro dando paso a la Cruz de Guía, seguían las representaciones de una veintena de cofradías granadinas que cerraban las asentadas en la feligresía de San Pedro y San Pablo. Se abría el segundo tramo con el Simpecado tras el cual marchaban 40 parejas de hermanos con cirio y cerraban el guion y junta de gobierno de la Real Federación de Cofradías y el guion de nuestra Hermandad. En las presidencias representantes de Excmo. Ayuntamiento, de la Fundación Amaranta, anteriores Hermanos Mayores, Comisarios del Aniversario, Presidente de la Real Federación, el Hermanos Mayor y los Consiliarios y Párrocos antecedían al cuerpo de acólitos que abría en esta ocasión la cruz alzada revestida con manguilla blanca, color litúrgico de la Pascua. Con las palabras de nuestro Consiliario, Rvdo. Sr. D. José Gabriel Martín orando a la Stma. Virgen por las intenciones de este aniversario y el canto del “Salve Madre” se levantaba el paso de palio por primera vez en el crucero de la iglesia. Tras cumplimentar a las hermandades de los Dolores y el Rocío, una nueva parada esta vez ante Jesús de la Sentencia, en este día en el que su imagen no nos acompañaba físicamente la oración del “Padre Nuestro” servía de despedida por unas horas y el detalle: sobre el pecho de su madre el retrato del Señor realizado por el ceramista Rafael Reina guardado en un antiguo camafeo regalado por una hermana servía de recuerdo.  





Con el repique a gloria de las campanas de San Pedro se puso el paso de palio en el atrio de San Pedro, sonaba en ese momento “Virgen del Darro” por nuestra Banda de Armilla para llevarla suavemente hasta la misma Carrera. Con la “Plegaria” de José Faus llegaba hasta las puertas del Convento de Zafra, allí esperaba la Comunidad de Madres Dominicas mientras que desde las celosías conventuales caían ya los primeros pétalos, ofrenda de las camareras de honor de la Stma. Virgen. El ambiente en la Carrera era de auténtico Domingo de Ramos, numerosas personas esperaban sobre el pretil el paso de la Virgen mientras se sucedían las marchas de corte glorioso y triunfal para esta ocasión especial, reseñable la presencia de cofrades de otras provincias principalmente Málaga, Jaén y Almería que quisieron compartir la jornada con nosotros admirados por tanta belleza. Una multitud de personas esperaban en Plaza Nueva la llegada del cortejo, antes desde los balcones del Patio de los Perfumes llovían miles de pétalos y las aleluyas, la estampa conmemorativa realizada por Francisco Jesús Flores Matute, en alabanza de la Virgen (VER). Sonaba en esos momentos “Hiniesta Coronada” acompañada del repicar a gloria de las campanas de Santa Ana mientras que portaba en este tramo del recorrido el paso la cuadrilla del Señor. Con “La Niña de Santa Ana” encaraba la puerta de esta Parroquia, allí nos recibía nuestro párroco D. Manuel García Gálvez y las hermandades de la Esperanza y el Sepulcro. La centenaria “Amarguras” servía de despedía de este enclave por unas horas para buscar por primera vez las calles del Realejo.





Las marchas propias se sucedían con las del clásico repertorio habitual, “Maravillas, Madre y Señora” de Elías Santiago y “Maravillas” de Erik Luque sonaban mientras el palio alcanzaba la Casa de los Tiros  y la Plaza de Fortuny dejando imágenes únicas para el recuerdo. Por Santa Escolástica las guirnaldas y colgaduras recibían el paso del cortejo y la Archicofradía del Rosario había decorado con gran gusto los aledaños de la Plaza de Santo Domingo; en Carnicería una gran colgadura de lado a lado de la calle proclamaba el canto del Magníficat: “El Señor hizo en ti Maravillas”. En esos momentos una espectacular petalá ofrecida por la juventud de la Archicofradía daba la bienvenida a la Stma Virgen acompañada por los alegres sones de “Como tú Ninguna”. Y antes de entrar en la plaza era el coro de María Auxiliadora de la Alhambra quien le ofrecía su música con una bella plegaria aclamandola como Madre y Señora. Con las puertas de Santo Domingo abiertas esperaba la comunidad de Padres Dominicos con su prior y párroco al frente, este nos dirigió unas breves palabras de bienvenida, así como la Archicofradía del Rosario que nos obsequió con un retrato de la Copatrona de Granada, y las hermandades de la Santa Cena, Humildad y Rosario. En su honor el paso de palio discurrió por este enclave con “Rosario, Señora del Realejo”, “Soleá, dame la mano” y “Virgen de la Victoria”.





En Ancha de Santo Domingo era un gran rosario en cuyo medallón aparecían los retratos de la Copatrona y de nuestra titular el que servía de arco triunfal para su paso. Numerosas guirnaldas cubrían toda esta calle en la que volvieron a llover los pétalos ofrecidos en esta ocasión por la juventud de la Humildad mientras el cortejo avanzaba  ganando metros por calle Varela buscando ya el regreso por San Matías. Ante la Imperial Parroquia esperaba la representación de la Hermandad de las Penas y sonaban en ese momento “Emperatriz del Realejo” en su honor y otra de las marchas del aniversario “Saeta Granaína” de Flores Matute. Más adelante era la juventud del Nazareno la que ofrecía una nueva petalá llegando a una engalanada Plaza de San Juan de la Cruz, y nuestro propio Grupo Joven desde la Sede del Madoc, con una interminable petalá a los sones de “Reina de la O”. Con gran agilidad alcanzó el cortejo de nuevo la Carrera, ya en nuestro barrio el discurrir fue más pausado disfrutando de los últimos metros, ejemplar la labor de los cañeros; 40 años de experiencia que el fuerte viento reinante durante todo el día puso a prueba especialmente en el regreso. Cumpliendo el horario establecido, al filo de la media noche alcanzaba de nuevo el paso de palio la iglesia de San Pedro, saludada la Virgen por sus campanas nuevamente y con los románticos sones de “Virgen del Darro” cruzaba el dintel rodilla en tierra con el esfuerzo de su cuadrilla de costaleros y la emoción en los rostros de los hermanos y hermanas, cansados pero dichosos por todo lo vivido en una tarde de gloria en la que proclamamos a Granada las Maravillas del Señor.



 
En la sección Multimedia de la Web se ha incluido una extensa galería con imágenes de esta extraordinaria jornada generosamente cedidas por los fotógrafos y cofrades granadinos Raúl Rodríguez Manrique, José Velasco Fernández, David Jiménez Jiménez y NN. HH. Carolina Fernández y Marta Villena a quienes agradecemos su generosa colaboración.





Parroquia de San Pedro y San Pablo
Carrera del Darro 4, 18010. Granada
hermandad.maravillas@gmail.com
Difusión WhatsApp
662 66 22 23
Regreso al contenido | Regreso al menu principal